"Me estoy jugando la vida" : cumple su legado de Tibu en un túnel de lavado