La gran lección sobre bullying que un profesor dio con un billete de 50 euros