Un juez le condena a 40 años de cárcel y él le tira sus excrementos