El presunto asesino de Kenia la mató a pesar de tener dos denuncias por malos tratos