La defensa del capitán del Prestige duda de que España brinde un juicio justo