Los jueces de 'La Manada' aseguran que no pueden fugarse ni delinquir porque han perdido su anonimato