Un joven de 15 años se convierte en el reportero de Guta