Un diciembre caluroso que gusta a muchos y enfada a otros