Un equipo de investigación consigue revertir los signos del envejecimiento