Las intensas lluvias caídas este año pueden empeorar las alergias