El incendio de Seseña, controlado