Pocas veces habíamos visto cómo un incendio forestal afectaba tanto a las casas