Un incendio sin llamas pudo causar la muerte a las víctimas de Tordómar