El fuego arrasa 2.000 hectáreas en Ourense