Una impactante reacción en equipo les salvó de un aplastamiento