Mejora la prevención pero aumentan los casos de cáncer