El oso pardo hallado en Moal (Asturias) falleció por un disparo, según la necropsia