Los cuatro hijos de la mujer hallada muerta en Huelva llevaban varios días conviviendo con los cadáveres