En España, uno de cada dos fumadores muere a causa del tabaco