Las fuertes tormentas inundan las calles en pocos minutos