Cuando los fuegos artificiales salen mal...son muy peligrosos