Seis familias sirias viven hacinadas en Madrid