La familia Cortés queda en libertad con cargos de lesiones y amenazas