Un químico en paro a la cabeza de una banda que falsificaba champús