Más de 1.110 personas han fallecido en 2015 en las carreteras