Unos estudiantes usan intestinos de gato como comba en una clase de anatomía