Así es una escopeta de calibre 36