El negocio de la trata de mujeres mueve hasta 5 millones de euros al día