Una mujer pide 10.000 dólares para poder costearse su "viaje espiritual"