Los cuerpos de Laura y Marina aparecen enterrados en cal viva