La policía apura para encontrar más indicios de que Jordi Magentí sea el asesino de Susqueda