La comunidad musulmana española rechaza el atentado de Charlie Hebdo