Esta podría ser la razón de por qué no consigues una segunda cita