Habrá colisiones en órbita cada cinco años por la basura espacial