El coche de los dos jóvenes desaparecidos está vacío y con las ventanillas cerradas