La ciudad de Valencia, libre de los patinetes eléctricos