El 46 por ciento de los ancianos desaparecidos padecen Alzheimer