Un equipo de científicos descubre un antibiótico para combatir el Parkinson