Campaña de la guardia urbana de Barcelona contra los carteristas