Los vecinos llevaban años pidiendo mejoras en la carretera donde fue atropellada una joven de 17 años