Colas de espera, retrasos y cancelaciones: la nieve pone a Barajas en jaque