Una copa daba derecho a participar en el sorteo de sexo con la camarera