Las cámaras graban cómo el trabajador de un lavado de coches abusa sexualmente de una clienta