España, asediada por un calor asfixiante durante todo el fin de semana