La tripulación del submarino argentino desaparecido podría quedarse sin oxígeno en menos de 24 horas