Los parajes naturales acumulan toneladas de 'basuraleza'