La autopsia de la turista danesa asesinada en Madrid revela un traumatismo craneal