El británico hallado muerto en Málaga tenía sus genitales metidos en latas de atún