El policía atrincherado en un restaurante de Alcobendas se suicida de un disparo