"Lo que viví en el ataque yihadista de Londres fue aterrador"